Te deseamos una muy Feliz Navidad

domingo, 19 de septiembre de 2010

La hipnosis, una herramienta contra el estrés


En la terapia, el paciente está en vigilia y puede aceptar o no lo que le pregunta el hipnólogo.

La hipnosis clínica es una técnica que emplea el psicoterapeuta (psicólogo o psiquiatra) para eliminar hábitos perjudiciales para la salud, como así también, síntomas físicos y psíquicos que dañan la calidad de vida. Existe cierto misticismo sobre la técnica que proviene de los espectáculos públicos y de la fantasía de la gente que no pasó por esta experiencia: el sujeto hipnotizado está en vigilia, no está dormido ni inconsciente. Puede o no aceptar lo que le sugiere o pregunta el hipnólogo y hasta puede mentir en estado hipnótico.

El doctor Mario Bromber, experto de Asociación Argentina de Hipnosis Clínica, aseguró que la técnica manejada por el profesional de la salud es totalmente inocua y no tiene riesgos de ningún tipo. "Cuando se usa hipnosis como coadyuvante en psicoterapia, los resultados dependerán de la capacidad que tenga el psicólogo como terapeuta y no como hipnotizador", explicó a LA GACETA.

El trance, según el especialista, es un estado alterado de conciencia que todos experimentan naturalmente varias veces al día, como un descanso del sistema nervioso: cuando se mira sin ver y con la mente en blanco, cuando uno se abstrae del medio y vuela con la imaginación (típico en el paciente que hace libre asociación en el diván psicoanalítico), cuando se mira una fogata, una fuente de agua, la superficie del mar o cuando uno está adormecido o despertando del sueño.

Relajación muscular
Durante el procedimiento, primero se induce la relajación muscular para luego sugerir conductas, sensaciones, percepciones y pensamientos beneficiosos para la salud del paciente.

"El estado hipnótico -precisó Bromber- es una relajación muscular y una exagerada atención en el diálogo con el terapeuta, abstrayéndose de otros estímulos externos e internos. Durante ese estado y en forma espontánea, frecuentemente se produce una descarga de angustia (catarsis o abreacción). El paciente viene muy predispuesto a solucionar su problema y como la relajación muscular reduce su control racional o lógico, produce una convicción y seguridad de poder cambiar su conducta con poco esfuerzo y sin ansiedad".

La hipnoterapia está indicada en problemas de estrés y otros trastornos neurovegetativos que alteran el funcionamiento psicofísico: sueño, digestión, respiración, presión arterial, dermatología (vitiligo, psoriasis, acné), dolor, trastornos sexuales. También en adicciones (obesidad, tabaco, alcohol, psicofármacos, entre otros) y conflictos de pareja. Los niños y adolescentes suelen ser muy hipnotizables y es factible producir cambios de conducta en ellos.

(FUENTE: lagaceta.com.ar)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails