Te deseamos una muy Feliz Navidad

miércoles, 15 de febrero de 2012

Prueban la eficacia de la hipnosis contra la ludopatía



Usada en variados campos terapéuticos, la hipnosis es una herramienta científica que es aplicada en múltiples disciplinas. Deportistas de élite y profesionales sometidos a situaciones de presión extrema la usan de forma rutinaria para controlar sus procesos mentales y alcanzar mejores resultados. Un procedimiento que por una mezcla de desconocimiento y uso artificioso se puede asociar a ciertas prácticas dudosas. Nada más lejos.

La hipnosis puede ser un excelente aliado para conseguir amplios progresos en el tratamiento del juego patológico. Así lo ha demostrado un estudio llevado a cabo por los psicólogos de la Universidad Miguel Hernández (UMH) Rosa Montesinos y Daniel Lloret —pertenecientes a la Asociación Vida Libre de Alicante— y Antonio Capafonts, de la Universidad de Valencia (UV). ¿Cómo? Permitiendo reducir el tratamiento hasta en un tercio del número de sesiones, conclusión a la que se ha llegado después de tres años de investigación y análisis de datos con la UMH.

Se trata, por tanto, de unos resultados que abren una esperanzadora línea de investigación en busca de terapias más breves y eficientes para reducir un tiempo que además de ayudar a una recuperación de mayor calidad y más duraderas puede ser fundamental en adicciones agudas en los que el gasto llega a comprometer seriamente la situación financiera del sujeto e incluso la de su entorno más cercano. Además, el tratamiento con hipnosis se ma mostrado muy superior en el cumplimiento de las técnicas y tareas de los participantes, así como en la consecución de menos caídas en el juego durante el proceso.

Recuperar el control

¿Pero en qué consiste la terapia de hipnosis? Según explica la psicóloga Montesinos, la adicción al juego se fundamenta en la mayoría de los casos en una pérdida del control del sujeto. Algo que también va unido a pensamientos mágicos y supersticiosos, creando una sensación de falso control sobre los resultados del juego y las ganancias, a veces incluso con ideas irracionales que llevan a la sensación de poder atraer a la suerte.

Se trata, por tanto, de enseñar a recuperar el control perdido. De proporcionar al paciente las herramientas para contrarrestar las reacciones fisiológicas que se llegan a producir. Para ello no se emplean ritos mágicos ni se provocan episodios de sueño y pérdida de la consciencia, como mal han difundido pseudocientíficos convertidos en estrellas televisivas. El control de la respiración y de las sensaciones físicas son claves, un proceso en el que se adiestra al paciente con repeticiones sucesivas en su casa para poder recurrir a él cuando comienza a sentir los primeros indicios. Algo muy extendido, por ejemplo, en determinados deportes donde mantener la concentración y no dejarse llevar por factores externos es clave para la consecución de objetivos.

Es, como indica Montesinos, una provocación del sistema límbico. Aunque no se notan diferencias a nivel cerebral, se trabaja esta zona que rige los automatismos.

Presentado en IX Congreso Nacional de Psicología Clínica, que tuvo lugar en San Sebastián, y en vías de publicación por varias revistas internacionales del sector, el estudio convierte a la Asociación Vida Libre en el primer centro de España en aplicar esta terapia para tratar el juego patológico. Una de las pocas en el panorama internacional, aunque según indica Montesinos no será raro ver la hipnosis como algo cada vez más habitual debido a su recuperación clínica.

(FUENTE: abc.es)

miércoles, 1 de febrero de 2012

Hipnosis y acupuntura, terapias naturales más demandadas para dejar de fumar



La Asociación de Profesionales de las Terapias Naturales ha informado hoy de que se ha producido un incremento de alrededor del 15% en tratamientos como la hipnosis y la acupuntura para dejar de fumar en el primer mes del año.

Y es que son muchos los fumadores que en enero se proponen dejar el hábito con la llegada de cualquier técnica resulta totalmente improductiva", ha advertido. Una de las terapias naturales que mejores resultados está ofreciendo en la actualidad es la hipnosis. Se ha demostrado que el humo del tabaco tarda entre 10 y 50 segundos en subir al cerebro, donde se instala en los receptores nicotínicos de la acetilcolina hasta llenarlos, lo que genera una descarga de dopamina, hormona que es la droga del placer por excelencia.

Desde un punto de vista técnico, según la experta, la hipnosis trabaja aplicando simplemente el método aversivo, es decir, provocando un rechazo inconsciente y generando histamina, que es el antagonista de la dopamina, que, al bloquearla, produce la ausencia de placer y queda sustituido por un sabor nada agradable del tabaco.

A nivel profesional, la hipnosis pone en marcha un método denominado Protocolo de Intervención para Adicciones (PIPA). Para activar la histamina bloqueante de la dopamina, se recrea de forma eficaz el peligro real que supone el tabaco, produciéndose de manera inconsciente esa aversión al cigarro tan complicada de lograr.

"Esta sensación de desagrado permite que el fumador pase a la condición de exfumador sin ansiedad, sin tensiones, de forma natural y sencilla y en un tiempo récord, puesto que es normal dejarlo en una única sesión", ha asegurado.

El único cambio que se produce tras la sesión es que al afectado "ya no le agrada fumar, siente rechazo", ha señalado Tur, quien ha dicho que esta dejación se suele producir, no de forma instantánea, sino gradual.

De hecho, se prolonga algo así como dos semanas, con reducción constante de la apetencia, que es lo que se tarda en eliminar del cuerpo los restos de nicotina, y "con el constante mal sabor del tabaco si se enciende algún cigarrillo por inercias anteriores".

La hipnosis además es efectiva contra uno de los efectos colaterales que produce el dejar de fumar: el miedo a ganar peso ya que, durante la aplicación del protocolo, se introducen sugestiones en este sentido para que no se cambie el tabaco por la comida. Tur ha expuesto que existen otras opciones como la acupuntura, que produce muy buenos resultados, y otras como la Terapia Floral que contribuye a paliar los síntomas del síndrome de abstinencia.

Las flores de Bach más recomendadas para ayudar a superar este hábito nocivo para la salud serían, en su opinión, la CherryPlum que ayuda a tener valor para dejar el hábito, Agrimony, que disminuye la ansiedad y Chesnut Bud, para no recaer en la adicción.

(FUENTE: EFE)
Related Posts with Thumbnails