Te deseamos una muy Feliz Navidad

sábado, 20 de agosto de 2016

Hipnosis de la carretera: un misterio psicológico que tiene casi un siglo


Las nuevas redes para el tráfico rodado situaban en el mapa lugares recónditos hasta entonces desconocidos y propiciaban que fuera posible desplazarse por ellas de una forma rápida y cómoda. También en España, que estrenaba el siglo XX con un nuevo entramado de más de 36.000 kilómetros. 

Sin embargo, esa red de carreteras que todo el mundo celebraba pronto empezó a mostrar su cara más amarga, y es que los viajes largos jugaban malas pasadas a la mente. En la década de los cincuenta, las organizaciones de seguridad pública y los periódicos americanos comenzaron a reportar experiencias inusuales. Los conductores olvidaban rutas que sabían de memoria, las vías por las que nunca antes habían pasado les resultaban familiares y sentían como si hubieran sido transportados varios kilómetros en un mero parpadeo de ojos. Pero hay más. Algunos conductores empezaron a tener visiones de lo más pintorescas. Un hombre en una autopista cerca de Joliet (Illinois, Estados Unidos) decía haber visto un tigre intentando entrar en su vehículo y otro informó haber golpeado a un hombre, pero cuando llegó la policía no encontraron ningún cuerpo.

Hipnosis de la carretera
¿Qué había detrás de todos aquellos sucesos de difícil explicación? La respuesta pronto fue bautizada como “la hipnosis de la carretera”, también conocida hoy en día como “la fiebre de la línea blanca”. Después de varias horas al volante, en medio de una calzada con buena visibilidad, predecible y fijando la atención en las líneas del pavimento, el conductor puede experimentar lapsos en la atención, síntomas que han sido descritos como similares a los que ocurren cuando se está bajo los efectos de un trance hipnótico, de ahí el nombre que ha recibido el fenómeno.

La mente del chófer, con la información necesaria para conducir con seguridad, está enfocada en otra parte -como las líneas blancas- de ahí que no recuerde por dónde ha pasado. Según investigaciones posteriores, la hipnosis de la carretera es una manifestación del proceso de la automaticidad, es decir, de actividades que se realizan por inercia.

Se trata de un estado que también podemos experimentar en la vida cotidiana de un modo u otro, como cuando, por ejemplo, cogemos el periódico y nos disponemos a leerlo en un restaurante. Leemos párrafo tras párrafo, pero en realidad estamos siguiendo el hilo de la conversación del camarero en la mesa de al lado, escuchamos todo lo que dicen mientras que nosotros estamos casi acabando de leer la noticia. La hemos leído, pero no hemos comprendido nada. Sucede lo mismo en la carretera, vamos conduciendo y seguimos absortos en la línea blanca, en la predecible calzada, como si leyéramos la noticia, pero siendo incapaces de prestar atención al entorno y, en ocasiones, sin capacidad de reacción ante un hecho improvisto.

El primer caso
El primer accidente atribuido al hipnotismo fue observado en 1921, en Riverside Drive, una avenida de Nueva York que va del norte al sur de Manhattan. D.O. Skinner publicó un informe en el 'New York Herald' donde describe la experiencia que presenció como testigo un hombre identificado como W. Brown. Era mediodía y el sol lucía en la carretera. “Un coche circulaba cuando vino otro por detrás, cuyo conductor iba perfectamente sentado, con las manos al volante, mirando fijamente al frente y, aparentemente, sin ninguna distracción. En lugar de adelantarlo, ya que disponía de un amplio espacio para ello, chocó contra el primer vehículo”. Skinner calificaría el siniestro como “absurdo” y apuntó que la monotonía de la carretera concentraba las facultades del chófer hasta el punto de inducir al auto-hipnotismo.

Las primeras soluciones: curvas y carteles
Los coches seguían mejorando, ya incluían aire acondicionado, un mejor sistema de suspensión y amortiguadores, de manera que la conducción se hacia todavía más cómoda. Mientras tanto, los accidentes misteriosos se seguían sucediendo. Ante tal situación los ingenieros de la época abogaron por diseñar caminos con suaves curvas que hicieran mantener al conductor en alerta y así evitar la tediosa sensación de pisar acelerador, meter marcha y tener por delante miles de kilómetros de vías rectas.

Otras voces opinaron que poner carteles informativos (de hoteles, restaurantes…) en las carreteras de todo el país sería una buena idea para reclamar la atención de los conductores. Esto aumentaría el negocio, evidentemente, pero también ofrecería 'inputs' para romper con la monotonía de una larga carretera. Una teoría que en España no ha acabado de cuajar, ya que Ley General de Carreteras, del año 1988, prohíbe la publicidad en los tramos interurbanos de las vías estatales, aunque anunciantes y empresas han sabido encontrar los huecos de la normativa para colocar sus reclamos. Sin olvidar los 91 toros de Osborne que aderezan las carreteras españolas y que sobrevivieron a la ley -aunque las bodegas jerezanas ya no mantienen su rótulo-.

Cómo evitar el efecto narcótico
Aunque en los años veinte fue denominado como “hipnosis de la carretera”, en los setenta algunos investigadores empezaron a hablar de estado de inatención, resultante de la fatiga y monotonía de conducir en vías rectas.

En cambio, a partir de los años ochenta ha sido definido como una situación resultante de los movimientos predecibles durante la conducción. Estado que se puede evitar siguiendo algunos consejos:

Evitar conducir de forma ininterrumpida durante largos periodos de tiempo para evitar la fatiga que puede producir. La Dirección General de Tráfico recomienda descansar veinte minutos cada dos horas de conducción o cada 150/200 km.

Abrir de vez en cuando la ventanilla para sentir el aire fresco y tener contacto con el exterior y así no aislarnos dentro del vehículo.

Poner la radio y escuchar un informativo o música para mantenernos despiertos.

No mantener la vista fija en un espacio concreto. En un caso extremo, si nos sentimos absortos en una zona fija, como las líneas de la carretera, podemos accionar el parabrisas para cambiar el punto de atención.

Refrescarnos cuando realicemos una parada. Nos mantendrá más despiertos.

Los expertos en materia vial aseguran que la conducción por autopistas requiere poco esfuerzo mental y se ejecuta casi automáticamente, hecho del que debemos ser conscientes, ya que aunque este estado psicológico de hipnotismo no es muy conocido, a día de hoy todavía se le atribuyen algunos accidentes, sobre todo cuando están implicados camiones o incluso trenes, cuyos conductores permanecen muchos horas al volante. 

(FUENTE: elconfidencial.com)

jueves, 11 de agosto de 2016

Audios subliminales: cambiar el color de ojos, ¿al alcance de una canción?


Se trata de sonidos mezclados para que sean "percibidos por el inconsciente" y generen cambios físicos o anímicos intensamente deseados. Una bióloga que los usa y un neurólogo explicaron a mintuouno.com cómo funcionan.

Escuchar una canción y a raíz de eso lograr cambios físicos o anímicos intensamente deseados parece digno de una película de ciencia ficción. Sin embargo, hay personas que aseguran que ese poder está al alcance de todos a través de los "audios subliminales" y dicen tener un sustento científico para explicar cómo funcionan. Creer o reventar.

La receta es simple: si se anhela un cambio, se debe escuchar un audio especialmente preparado para alcanzarlo. Se trata de sonidos mezclados para que sean "percibidos por el inconsciente" de modo directo. El único requisito para aprovecharlos es tener la conducta de ponerse los auriculares varias veces al día y la constancia de hacerlo durante un largo período de tiempo.

Los audios se componen de dos elementos. Por un lado, una pista de afirmaciones en "silent", configurada de modo tal que apenas se escucha, pero que en teoría son "retenidas" por el inconsciente; y por otro lado una pista de audio, que en general es una música suave, sin letra. Es decir, son mensajes que vienen "envasados" en canciones o sonidos relajación, como el dulce trino de aves en un bosque o el suave fluir del agua de un arroyo.

¿Qué dicen los mensajes? Están compuestos por información que el usuario busca que llegue a su mente para efectuar cambios, ya sean físicos –bajar de peso, mutar el color de ojos, crecer unos centímetros- o psíquicos -atraer el amor, levantar el ánimo, potenciar la autoestima. Por ejemplo, en un audio subliminal para "mantenerse joven" algunas de las afirmaciones que figuran son: "Yo adelgazo y rejuvenezco mientras duermo. Mi sueño es reparador y adelgazante".

LA EXPLICACIÓN CIENTÍFICA
Al ser consultado sobre la efectividad de estos audios, Conrado Estol, neurólogo especialista en enfermedades cerebrovasculares, explicó a minutouno.com que se debe aclarar que el concepto de "inconsciente" en este caso difiere de lo que el psicoanálisis entiende como inconsciente freudiano. "Aquí la referencia es a una actividad cognitiva (cognición) sin atención (conciencia). Si bien durante mucho tiempo se rechazó el concepto de la posibilidad de estímulo inconsciente, numerosas experiencias comprobaron que el fenómeno ocurre", afirmó Estol.

En tal sentido, destacó: "Hubo experiencias en los que se tomó a dos grupos de pacientes y se los estimuló con anestesia, dándoles mensajes positivos a uno y neutros al otro. Los primeros tuvieron una mejor recuperación y menos dolor". El especialista resaltó que los estudios con resonancia magnética funcional confirmaron la "activación cerebral en respuesta a los estímulos auditivos subliminales".

"GLÚTEOS MÁS FIRMES": LA EXPERIENCIA DE FLAVIA
Flavia es bióloga, tiene 28 años y trabaja en un laboratorio. Se encontró con los audios subliminales de casualidad, cuando "deambulando por Youtube" entró en una lista de videos sugeridos. "Estuve un tiempo escuchando uno para tener abdominales, muslos y glúteos firmes. Durante la primera semana sentí como si esos músculos hubieran estado haciendo ejercicio fuerte y localizado, me dolían, y yo no había salido para nada de mi rutina ni había incluido ejercicios", contó a minutouno.com y confesó: "También estuve probando uno para cambiar mi color de ojos, pero creo que los efectos son más lentos".

Tiene paciencia porque recuerda las instrucciones: "Para que los efectos sean visibles hay que escucharlos durante mucho tiempo. En general, recomiendan que se escuche un solo audio durante al menos una hora por día y que eso se repita a lo largo de unos 6 meses".

¿CUESTIÓN DE FE?
Para el neurólogo Estol, estos estímulos tienen un "efecto comprobable" según cuáles sean sus objetivos y lo explica así: "Un mensaje auditivo subliminal sobre comprar autos a personas que no sepan manejar no los impulsará a adquirir uno. Sin embargo, un mensaje sobre bebidas refrescantes a personas sedientas aumentará la probabilidad de compra del producto específico que mencionan en el mensaje, en lugar de que se inclinen por otra marca o calmen su sed tomando agua de la canilla".

Recuerda un episodio que vivió en el aeropuerto de Chicago -uno de los más grandes del mundo- en el que hay que hacer caminatas muy largas de un sector a otro. "Para evitar el congestionamiento de gente, detrás de una música con sonidos metálicos si se presta especial atención se puede detectar una voz que repite 'walk, walk, walk' (camina, camina, camina)". Debido a que las personas en el aeropuerto tienen el "objetivo" de trasladarse, el mensaje subliminal generaría efecto ayudando a desconcentrar el lugar.

Flavia agrega que otro factor clave es "cuán abierto seas de mente" para que los audios funcionen. Ella considera que la "sensibilidad" frente a los estímulos varía de acuerdo a cada persona. Por si acaso, aclara: "Igual también hay audios para quienes necesitan un 'empuje extra' para que los otros hagan efecto; se trata de audios 'potenciadores' de los audios subliminales".

No faltan los testimonios de personas que dicen haber adelgazado, mejorado condiciones físicas o alcanzado la felicidad, todo gracias a los audios subliminales. También hay quienes denuncian que son una estafa que apunta a un mercado de adolescentes inseguros. Otros tienen dudas, como una mujer desilusionada que indaga en un foro: "¿Existe algún audio para reconquistar a mi marido? Y de existir: ¿lo debe escuchar él o lo tengo que escuchar yo?"

(FUENTE: minutouno.com.ar)

miércoles, 10 de agosto de 2016

Con hipnosis combaten mal hábito de comerse las uñas


La onicofagia es el nombre que lleva el mal hábito de morderse las uñas y, más allá de ser un problema estético en las manos, constituye un trastorno de carácter psicológico, remarcan los especialistas.

El hipnoterapeuta, José Luis Rojas, dice que “independientemente del daño producido en la piel, que va desde infectarse al quedar las capas más profundas de la piel al descubierto  hasta crear callosidades por la permanente autoagresión, hay también otras consecuencias y estas son dentales, ya que el hábito crónico de morderse las uñas puede aumentar la incidencia de caries e infecciones de las encías por bacterias existentes en las uñas, incluso hay casos en los que modifica la mordida y se daña el esmalte dental”.

El mal hábito puede acarrear asimismo problemas digestivos, debido a la gran cantidad de bacterias que se ingieren, además de estar latente la posibilidad de que se agrave y genere otras manías. Rojas remarca que la onicofagia puede aparecer por distintos motivos, tales como el estrés diario, ante cambios drásticos en la vida de una persona (separaciones, muertes) o en personas que buscan calmarse cuando se encuentran ansiosos, nerviosos o angustiados y en quienes padecen frustración, rabia, baja autoestima o timidez, por lo que resulta ser un trastorno bastante común.

TRATAMIENTO
Es posible terminar con este trastorno a través de un efectivo tratamiento: la hipnosis, para lo que se necesita solo una o dos sesiones.

El psicólogo explica que se interviene a nivel inconsciente, modificando el concepto detrás del mal hábito, potenciando el deseo de unas manos sanas, bonitas y cuidadas como una herramienta que le dará seguridad en su postura frente a los demás.

El especialista explica que la hipnosis, a diferencia de lo que se ve en televisión, es una técnica terapéutica confiable y con un amplio respaldo científico. Con ella se puede tratar los más diversos problemas con tranquilidad. ​

“Es importante que se sepa que durante un proceso de hipnosis siempre la persona está consciente de lo que ocurre a su alrededor, recordará todo lo sucedido y no es posible obligarla a hacer cosas que no quiera”, completa.

(FUENTE: lanacion.cl)

Ten sueños placenteros con Autohipnosis


Este CD de auto-hipnosis está diseñado para permitirle lograr un sueño reparador, reordenar las fases de sueño reparador tan necesarios para su salud y dejar en cosa del pasado las noches en vela con sueños desagradables y repetitivos.

Sabido es que los sueños juegan un papel muy importante en a salud psíquica e integral de todo individuo y diversos factores de la vida cotidiana (estrés, la tensión, la depresión, los problemas afectivos, familiares o íntimos), generan no necesariamente pesadillas, pero sí sueños recurrentes llenos de una carga tensional que ocasionan la interrupción del sueño, una nula -y necesaria-, desconexión con nuestros problemas cotidianos y más de una noche sin reposo, lo cual se refleja y tiene efectos en nuestras actividades en general.

Si lo que necesitas es un método eficaz y sin contraindicaciones para recuperar la tranquilidad, la paz y lograr un verdadero estado de relajación durante las horas de descanso, este es el método perfecto para ti: ten sueños placenteros con Autohipnosis.

Este audio te permitirá lograr un progresivo y definitivo alivio a su condición, el reordenamiento a nivel subconsciente de un auténtico estado de relajación durante las horas de sueño, la superación de los bloqueos psicológicos y estados de ansiedad ó depresión que lo han provocdo, logrando así también el estado de relax total y sueños agradables tan necesarios para ti. Si deseas lograr el recuperar la paz en tu vida, este CD de Audio-hipnosis es perfecto para recuperar tu salud.

¿Cómo funciona?
Para controlar los desbalances anímicos, y el estrés, solo debes escuchar el CD diariamente, un mínimo de 10 a 15 minutos diarios, por un lapso de 2 semanas, durante sus horas libres, sus horas de descanso o antes de dormir; sus melodías relajantes le permitirán lograr un estado de limpieza mental adecuado como preludio a las horas de sueño, mientras que los mensajes autohipnóticos insertados en él, inaudibles a primera impresión, pero perfectamente audibles por tu cerebro -a nivel subconsciente-, quedan perennemente grabados en tu mente, en forma de imágenes positivas y relajantes.

La practicidad de este método de auto-hipnosis te permite también poder audicionarlo mientras trabajas frente a la PC o en todo momento, agregándolo con tu música favorita, en tu USB. Igualmente, puedes recurrir a la auto-hipnosis para tener sueños placenteros en toda ocasión: su programación de mensajes, permite que puedas utilizarlo cuantas veces y en cuantas ocasiones gustes: tras dejar de utilizar la auto-hipnosis por períodos prolongados de tiempo, basta con escucharlo una sola vez para que la programación subconsciente sea “refrescada” dentro de tu mente y así nuevamente gozar de sus virtudes y efectos.

Este CD es recomendado para toda persona, sin importar edad. Su programación desarrollada por medio de los más modernos programas de edición de audio, y por el prestigioso Parapsicólogo e hipnotista peruano Reynaldo Silva, te permitirá en poco tiempo lograr un óptimo estado de relajación.

Los precios de los CD’s de audios para Auto-hipnosis “Libélula Subliminal” son los más competitivos del mercado y le brindan las mejores facilidades en formas de pago, incluyendo costos de envío a cualquier parte del territorio nacional o del mundo y el uso se la moneda más adecuada para su lugar de residencia:

Envíos a todo el Perú:
S/. 40.00 (cuarenta Nuevos Soles)

Norte, Centro y Sudamérica:
US$ 15.00 (quince dólares americanos)

Envíos para Europa, Estados Unidos y Resto del mundo:
US$ 25.00 (veinticinco Dólares americanos)

Envíos vía E-Mail: (descarga MP3)
US$ 20.00 (veinte Dólares americanos)

NOTA: Para pedidos de este producto al por mayor, escríbanos vía E-Mail a: reynaldo_silva_salas@live.com

Formas de pago disponibles:
Usted puede hacernos llegar su depósito para hacer efectiva su compra por medio de las siguientes instituciones:

Caja Municipal de Arequipa, Banco de Crédito del Perú, Banco de La Nación, Banco Azteca (en el Perú), Western Union y Money Gram (Resto del mundo), ARGENPER (Argentina, Chile, Ecuador Uruguay, Bolivia, EE.UU), Money Exchange, RIA (España, Bélgica, Holanda Reino Unido e Italia), Money Trans (España), Delgado Travel ( EE.UU, México), Suramérica express (Paraguay), Envíos Boyd (República Dominicana), Macrofinanciera y Dinero Express (Colombia)

IMPORTANTE: Les recordamos a nuestros amigos de la hermana República de Venezuela que, tras los últimos cambios suscitados en vuestra nación, originados en base al expreso deseo del pueblo soberano, esperamos muy pronto volver a poder ofrecerles nuestros servicios en total libertad y con todas las facilidades del caso; asimismo, no dejamos de agradecer vuestra permanente fidelidad a nuestra humilde labor, durante todos estos años tan difíciles, y anhelamos en este 2016, de todo corazón, la dicha y la prosperidad que todo el pueblo venezolano se merece.

Para quienes requieren tratamientos para mayor relajación y con efectos más intensos, “Libélula Subliminal” recomienda su producto: Programación de Audio Subliminal Personalizada – Sueño placentero, LEER MÁS,…

Deseo volverme distribuidor de los Productos “Libélula Subliminal” en mi localidad, LEER MÁS,..

Más información, contáctenos vía E-Mail a:


miércoles, 3 de agosto de 2016

Explican por qué la hipnosis nos hace actuar sin conciencia


Una investigación realizada por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford (EEUU) ha revelado el efecto de la hipnosis sobre el cerebro: tres áreas se ven afectadas por este estado, entre ellas una que puede hacernos actuar sin darnos cuenta de lo que hacemos. En última instancia, el hallazgo podría ayudar a desarrollar terapias basadas en la hipnosis, para personas que no se dejan hipnotizar fácilmente. Por Yaiza Martínez.

La hipnosis puede alterar la mente y el cuerpo humanos porque produce cambios en tres áreas específicas del cerebro, ha revelado un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford (EEUU). 

El hallazgo ha sido posible gracias al escaneo de los cerebros de 57 personas durante sesiones de hipnosis guiadas, similares a las que se aplican clínicamente para tratar la ansiedad, el dolor o los traumas. 

Hasta ahora, y a pesar de que cada vez se aprecia más el potencial clínico de la hipnosis, se sabía poco acerca de cómo funciona este método a nivel fisiológico. 

Características del estudio 

En general, solo alrededor de un 10% de la población es "altamente hipnotizable", es decir, puede ser hipnotizada fácilmente.  Al resto de la gente le cuesta más entrar en el estado de trance de la hipnosis. 

En el presente estudio, publicado hoy en Cerebral Cortex y dirigido por el psiquiatra de la Universidad de Stanford, David Spiegel, fueron examinados un total de 545 participantes sanos. Entre ellos se encontró a 36 personas con elevadas puntuaciones constantes en pruebas de hipnosis ("altamente hipnotizables”). Los científicos también escogieron del grupo inicial a 21 sujetos de control que puntuaron en el extremo inferior de la escala de capacidad de ser hipnotizados. 

Los cerebros de estos 57 participantes fueron analizados con la técnica de imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI), que mide la actividad cerebral mediante la detección de cambios en el flujo sanguíneo del cerebro. Cada persona fue escaneada en cuatro condiciones diferentes: en reposo, recordando algo; y durante dos sesiones de hipnosis diferentes.

Resultados 

Spiegel y sus colegas descubrieron así tres características distintivas del cerebro en estado de hipnosis. Cada cambio sólo se observó en el grupo altamente hipnotizable y sólo mientras estas personas estaban experimentando la hipnosis. 

En primer lugar, se observó una disminución de la actividad cerebral en el córtex del cíngulo anterior dorsal, un área del cerebro implicada en ciertas funciones cognitivas, como la empatía o las emociones. "En la hipnosis, se está tan absorto que no te preocupas por nada más", explica Spiegel. 

En segundo lugar, se registró un aumento de las conexiones entre otras dos áreas del cerebro: la corteza dorsolateral prefrontal y la ínsula. Spiegel señala que esta condición refleja una conexión cerebro-organismo que ayuda al cerebro a procesar y controlar lo que está pasando en el cuerpo. 

Por último, el equipo también observó una reducción de las conexiones entre la corteza dorsolateral prefrontal y la red en modo automático (DMN, red funcional cerebral más importante en estado de reposo), que incluye la corteza prefrontal medial y el córtex cingulado posterior. 

Esta disminución de la conectividad probablemente refleje una desconexión entre las acciones de alguien y su conciencia de dichas acciones, un tipo de disociación que permitiría realizar actividades sugeridas sin ser consciente de ellas, concluye el investigador. 

Curiosamente, el año pasado, especialistas de la Universidad de Southampton (Reino Unido) realizaron un estudio sobre el cerebro en estado de trance en el que se constataron modificaciones de la actividad cerebral en dos áreas también afectadas por la hipnosis: el córtex del cíngulo anterior dorsal y la ínsula. 

Potenciales aplicaciones terapéuticas 

Pero, mientras que en la investigación sobre el trance  –realizada con 15 chamanes- se llegó a la conclusión de que este estado provoca una reconfiguración de la red cerebral que propiciaría la integración y la comprensión, los efectos de la hipnosis irían por otro lado. 

En los pacientes que pueden ser hipnotizados con facilidad, dicen los científicos, las sesiones de hipnosis resultan eficaces para disminuir el dolor crónico, el dolor del parto y otros procedimientos médicos; para el tratamiento de la adicción al tabaco y del trastorno por estrés post-traumático; o como alivio de la ansiedad y las fobias. 

Los nuevos hallazgos podrían ayudar a desarrollar tratamientos de hipnosis para aquellas personas que no son por naturaleza tan susceptibles de ser hipnotizadas. Por ejemplo, un tratamiento que combinase la estimulación cerebral (en las áreas encontradas) con la hipnosis podría mejorar el efecto analgésico de la hipnosis y permitir a estas personas dejar de consumir analgésicos adictivos o con efectos secundarios.     

Como curiosidad, hace poco, otro estudio de la Universidad Ruhr de Bochum (Alemania) usó la hipnosis para analizar la mente humana. Gracias a ella, reveló que la percepción humana está altamente sensibilizada, más que la de otros animales, para absorber la información social.  En otras palabras, que los humanos percibimos detalles cotidianos de la vida de otros de manera automática. 

(FUENTE: tendencias21.net)

Related Posts with Thumbnails