Te deseamos una muy Feliz Navidad

lunes, 4 de enero de 2010

Hipnosis para enfrentar fobia al dentista


La hipnosis es un nuevo tratamiento promovido por odontólogos españoles para pacientes con fobias o ansiedades

¿Quién no siente miedo o al menos respeto a la hora de ir al dentista? Pues bien, ahora los pacientes con fobias o ansiedades podrán beneficiarse de una nueva técnica que además evitará la anestesia bucal. Se trata de la hipnosis.

Aunque suene más a un show televisivo se trata de un nuevo tratamiento que han promovido odontólogos españoles durante la celebración del IX Congreso de Odontología para Minusválidos y Pacientes especiales.

La hipnosis ya se aplica en determinadas intervenciones y tratamientos bucodentales, desde empastes y extracciones hasta intervenciones quirúrgicas de varias horas de duración. Así lo hace desde hace 20 años el doctor Christian Rauch, de la Sociedad alemana de Hipnosis Dental, quien impartió durante el Congreso un taller sobre las posibilidades de esta técnica en pacientes minusválidos, y con fobias y como forma de evitar la anestesia.

"La hipnosis no es algo nuevo tampoco en España. De hecho, ya se utiliza en el lugar de la anestesia general y local en intervenciones relativamente sencillas", según afirmó el vicepresidente del comité organizativo del Simposio, Santiago Pardo.

El doctor Rauch, asegura que a lo largo de su trayectoria profesional ha visto casos extremos como el de un paciente que pese a sufrir un grave problema de salud bucal, no acudía al dentista porque sentía auténtico pánico.

Para este tipo de personas y en general para todos aquellos que presentan miedos y fobias a un tratamiento odontológico recomienda sin duda la hipnosis. Una técnica, según Rauch, sencilla de aplicar aunque se puede complicar un poco más en pacientes con ansiedad extrema.

Entre 2 y 5 minutos es el tiempo que tardará el paciente en entrar en trance, más o menos lo mismo que tarda la anestesia en hacer efecto, aunque no es necesario renunciar a ella.

Christian Rauch, señala que el 90% de la población es susceptible de ser hipnotizada y que el 10% restante son niños muy pequeños de 2 a 3 años y personas mayores con problemas mentales.

Además, aplicar técnicas hipnóticas beneficia tanto al paciente como al doctor. La hipnosis no tiene secuelas para el cliente. Una vez que se ha terminado de arreglar la dentadura se levanta de la silla sin más. Como mucho se sentirá más relajado y esa noche y siguientes dormirá mucho mejor.

El doctor también trabajará más tranquilo pues el paciente estará más relajado de manera que no contrae los músculos y facilita el trabajo odontológico.

En definitiva todo son bondades, según los expertos.

Así que ya saben, si necesitan ir al dentista pregunten por la hipnosis. Por cierto, si les da miedo perder el contacto con la realidad y hacer alguna locura, no se preocupen, pues eso sólo ocurre en los espectáculos.

En la hipnosis médica será consciente de que recibe un tratamiento, pero su mente estará reviviendo una experiencia positiva.

(FUENTE: ww2.esmas.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails